China Cultura china

La familia en China

Aprender Chino y Cultura China

La familia en China

Para aprender chino, no es suficiente con entrarse en el idioma. Inevitablemente, tendrás que prestar atención a la cultura China para descubrir los entresijos de una cultura milenaria y como esta ha ido moldeando el idioma hasta lo que conocemos hoy en día. Por ello, en este artículo nos centraremos en algunos conceptos de la familia tradicional China y cómo ha cambiado durante los últimos años.

La unidad familiar se considera una de las instituciones más fundamentales. Para muchos, su familia les proporciona un sentido de identidad y una fuerte red de apoyo. En China, la familia se entiende en gran medida a través del pensamiento confuciano.

En el pensamiento confuciano, la familia contiene las relaciones más importantes para los individuos y constituye la base de toda la organización social. Por ejemplo, los papeles de marido y mujer, padre e hijo, hermano mayor y hermano menor están claramente definidos. Se espera que el marido/padre muestre dominio y amabilidad con su mujer a cambio de obediencia y amor, y que ofrezca orientación y protección a sus hijos a cambio de respeto y obediencia.

Los roles confucianos ya no se cumplen estrictamente. Sin embargo, se sigue esperando que los hijos obedezcan a sus padres y honren a sus mayores. Esto está en consonancia con la piedad filial, el principio del Confucianismo que subraya la importancia de la edad. Por ejemplo, en la mayoría de las regiones de China, se espera que toda la familia consulte a los mayores sobre las decisiones importantes. Además, se espera que los hijos cuiden de sus padres a medida que envejecen. Enviar a los padres ancianos a un centro de asistencia se considera vergonzoso.

En China también se percibe que las familias tienen una identidad y reputación colectivas. Esto se denomina a menudo ” rostro”, por lo que el acto de un solo individuo repercutirá en la percepción de todos sus miembros por parte de los demás. Se espera que el interés de la familia supere los intereses del individuo. También se espera que los miembros de la familia reciban un trato preferente a cambio de su lealtad a la familia.

Éxito económico

La dinámica del hogar chino medio se ha alejado del arquetipo tradicional a medida que el país se ha modernizado y ha avanzado tecnológicamente. El éxito financiero es ahora un símbolo de estatus muy importante. La aplicación de la política de un solo hijo del gobierno chino supuso que durante años las perspectivas de la familia descansaran en gran medida sobre los hombros de su único hijo.

Aunque la política se eliminó en 2015 y los padres pueden ahora tener más de un hijo, la mayoría sigue totalmente entregada al éxito de sus hijos. En última instancia, quieren que sus hijos sean más prósperos que ellos mismos. Por lo tanto, recibir una buena educación y asistir a la universidad es algo muy valorado. Sin embargo, esto se expresa a menudo de una manera que pone grandes expectativas en el niño para que destaque y cumpla las aspiraciones de sus padres.

Hoy en día, algunos chinos creen que el amor se demuestra mediante la entrega de dinero a los miembros de la familia. Se presta menos atención al vínculo personal, ya que los padres trabajan más y durante más tiempo para ganar más dinero. Cada vez hay más madres que trabajan a tiempo completo y los padres suelen estar ausentes por compromisos laborales.

Es habitual que los niños pequeños sean criados por sus abuelos mientras sus padres trabajan fuera de casa. Por ello, el tiempo familiar de calidad es escaso. Las familias chinas también suelen aspirar a construir o comprar una casa, ya que la propiedad de una vivienda representa un estatus superior. Estos objetivos implican ahorrar durante muchos años, lo que hace que el ahorro y la gestión cuidadosa del dinero sean las principales prioridades de la familia china media.

Matrimonio y citas

Las parejas suelen conocerse a través de amigos comunes o reuniones sociales. Sin embargo, las citas por Internet y la búsqueda de pareja son cada vez más populares. Las relaciones íntimas y las muestras de afecto en público están desalentadas en todo el país, pero son cada vez más comunes en las ciudades. Según un informe de salud general, el porcentaje de la población que mantiene relaciones prematrimoniales ha aumentado del 40% en 1994 al 71,4% en 2012.

Más de la mitad de la población china más joven ya no considera que la virginidad en el matrimonio sea un asunto serio. Sin embargo, existe una división generacional en torno a este valor. Las relaciones íntimas mantenidas por placer siguen siendo rechazadas o prohibidas por muchas instituciones educativas y por los padres. La virginidad sigue siendo a veces un requisito para el matrimonio chino, y el marido y la familia de la novia pueden pedir pruebas de ello.

La mayoría de los chinos esperan casarse, en gran medida porque la familia se considera la faceta más importante de la vida de una persona. El matrimonio se ve a menudo como un paso para llegar a la edad adulta. El estatus socioeconómico es una consideración importante para muchos chinos a la hora de elegir un cónyuge. La edad permitida para casarse en China es de 22 años para los hombres y 20 para las mujeres. El gobierno chino anima a la gente a casarse más tarde para reducir el crecimiento de la población y los que se casan antes de las edades sancionadas no tienen derecho a los mismos beneficios.

También es cada vez más popular que los jóvenes convivan antes de casarse; muchos lo ocultan a sus padres más tradicionales. Cuando una pareja decide casarse, primero firman un contrato legal en una oficina del gobierno local sin ceremonia. Después, se celebra una gran recepción con los familiares y amigos del novio y la novia. Puede haber más ceremonias dependiendo de la familia y sus tradiciones.


Si quieres descubrir más sobre la cultura China y aprender chino, apúntate a nuestra academia de chino en Barcelona o ven a estudiar chino en Madrid.

    Leave your thought here

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *