China Continente asiático Noticias actualidad

Cuando traducir es un arte

Cuando traducir es un arte

Cuando China empezó a abrirse al mundo, la entrada de un nuevo vocabulario se hizo inevitable a causa de un factor clave: la globalización. Se trataba, pues, de ampliar el léxico que no comprendía la lengua tradicional china (como, por ejemplo, el término ordenador encontró su homónimo en chino, 电脑, “diannao”, o lo que es lo mismo, “cerebro eléctrico”). La verdadera eclosión de la lengua china en el mundo empresarial, no obstante, no se efectuó hasta que se tradujeron los términos referidos a las marcas. Eso se debió, en parte, al hecho de que la mayor parte de la población desconocía, en aquellos momentos, el abecedario latín y/o la lengua inglesa.

Existen distintos métodos para la traducción de las marcas:

– En primer lugar, la traducción semántica, es decir, relacionar el significado de la marca con la palabra china correspondiente (ej.: Camel > 骆驼camello”).

– Seguidamente, la traducción fonética. En este caso, se traduce por parecido fonético, sin tener en cuenta el significado: Adidas > 阿迪达斯, “adidasi”.

– Finalmente, la traducción semántico-fonética, que sería una combinación de las dos anteriores. Es el caso del Colacao, que se ha adaptado en chino como 高乐高 (“gaolegao”, es decir, “alto y feliz”), o de Carrefour, 家乐福jialefu”, “familia feliz y  rica”.

Por otro lado, muchas marcas han optado por transmitir un mensaje con su nombre: por ejemplo, la marca de cerveza española San Miguel ha adaptado su nombre como 生力shengli”, es decir, “fuerza naciente, vitalidad”. El caso más famoso es el de la marca Coca-Cola, traducida al chino por 可口可乐kekoukele”: 可口 significa “sabroso”, 可乐, “feliz”.

Una de las traducciones más divertidas es la de mini-falda. Se trata de una traducción semántico-fonética, pues tiene un gran parecido fonético, pero está cargada de significado: 迷你裙miniqun”. Pronto veréis que está formado por el verbo , “perder”, el pronombre “tu”, y el término “falda”: ¡la falda que te pierde!

simobolo

*Parte de la información de este artículo ha sido extraída del manual “Llengua xinesa: història, signe i context. Una aproximació sociocultural”, de David Martínez Robles (Barcelona: UOC, 2007).

Quan la Xina va començar a obrir-se al món, l’entrada de nou vocabulari es va fer inevitable a causa d’un factor clau: la globalització. Es tractava, doncs, d’ampliar el lèxic que la llengua xinesa tradicional no comprenia (com, per exemple, el terme ordinador va trobar el seu homònim xinès 电脑, “diannao”, o el que és el mateix, “cervell elèctric”). La veritable eclosió de la llengua xinesa en el món empresarial, no obstant, no es va efectuar fins que es van traduir els termes referits a les marques. Això es degué, en part, al fet que la major part de la població desconeixia, en aquells moments, l’abecedari llatí i/o la llengua anglesa.

Existeixen distints mètodes per a la traducció de les marques:

– En primer lloc, la traducció semàntica, és a dir, relacionar el significat de la marca amb la paraula xinesa corresponent (ej.: Camel > 骆驼 “camell”).

– Seguidament, la traducció fonètica. En aquest cas, es tradueix per semblança fonètica, sense tenir en compte el significat: Adidas > 阿迪达斯, “adidasi”.

– Finalment, la traducció semàntico-fonètica, que seria una combinació de les dues anteriors. És el cas del mot Colacao, que s’ha adaptat al xinès com 高乐高 (“gaolegao”, és a dir, “alt i feliç”), o de Carrefour, 家乐福 “jialefu”, “família feliç i  rica”.

D’altra banda, moltes marques han optat per transmetre un missatge amb el seu nom: per exemple, la marca de cervesa espanyola San Miguel ha adaptat el seu nom com 生力 “shengli”, és a dir, “força naixent, vitalitat”. El cas més famós és el de la marca Coca-Cola, traduïda al xinès per 可口可乐 “kekoukele”: 可口 significa “saborós”, 可乐, “feliç”.

Una de les traduccions més divertides és la de mini-faldilla. Es tracta d’una traducció semàntico-fonètica, ja que el terme en xinès té una gran semblança fonètica, però està carregada de significat: 迷你裙 “miniqun”. Ben aviat veureu que la paraula està formada pel verb 迷, “perdre”, el pronom 你 “tu”, i el terme 裙 “faldilla”: la faldilla que et perd!

simobolo

*Part de la informació d’aquest article ha estat extreta del manual “Llengua xinesa: història, signe i context. Una aproximació sociocultural”, de David Martínez Robles (Barcelona: UOC, 2007).

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.