fbpx

Generalmente, se considera que el chino es un idioma difícil de aprender y la mayoría de personas ni siquiera contemplan la idea de estudiarlo. Sin embargo, lejos de lo que muchos puedan pensar, el chino no es un idioma tan complicado. Por supuesto las lenguas cuanto más alejadas están unas de otras, más diferentes son y el dominio avanzado de la lengua asiática más importante requiere de tiempo y esfuerzo. No obstante, la lengua china posee determinadas características que convierten su aprendizaje en una tarea más sencilla y dinámica de lo que a priori pueda parece.

La situación económica china en la actualidad

Yuan chino

A día de hoy, La economía mundial depende en gran medida de lo que pasa en China, puesto que el País del Centro (中国) es la segunda economía del mundo y se estima que en 2016 superará a Estados Unidos como primera potencia económica mundial. Asimismo, China es uno de los mayores exportadores del globo, y cada año atrae ingentes cantidades de inversión extranjera. Además, el gigante asiático también acumula la mayor parte de deuda de Estados Unidos y de otros países desarrollados, entre ellos, España. Por otra parte, sólo en 2012 China creó más de doce millones de puestos de trabajo, por lo que sin duda se configura también como uno de los países con mayores oportunidades laborales. En definitiva, China es un gigante económico que crece incesantemente.

Generalmente, se considera que el chino es un idioma difícil de aprender y la mayoría de personas ni siquiera contemplan la idea de estudiarlo. Sin embargo, lejos de lo que muchos puedan pensar, el chino no es un idioma tan complicado. Por supuesto las lenguas cuanto más alejadas están unas de otras, más diferentes son y el dominio avanzado de la lengua asiática más importante requiere de tiempo y esfuerzo. No obstante, la lengua china posee determinadas características que convierten su aprendizaje en una tarea más sencilla y dinámica de lo que a priori pueda parecer.

La situación económica china en la actualidad

Yuan chino

A día de hoy, La economía mundial depende en gran medida de lo que pasa en China, puesto que el País del Centro (中国) es la segunda economía del mundo y se estima que en 2016 superará a Estados Unidos como primera potencia económica mundial. Asimismo, China es uno de los mayores exportadores del globo, y cada año atrae ingentes cantidades de inversión extranjera. Además, el gigante asiático también acumula la mayor parte de deuda de Estados Unidos y de otros países desarrollados, entre ellos, España. Por otra parte, sólo en 2012 China creó más de doce millones de puestos de trabajo, por lo que sin duda se configura también como uno de los países con mayores oportunidades laborales. En definitiva, China es un gigante económico que crece incesantemente.

Las ventajas de saber chino

A causa de la creciente importancia de China en la economía mundial, cada vez son más los negocios interesados en establecer relaciones comerciales con China, desde la compra de manufacturas e importación o exportación de algunos bienes, hasta la creación de delaciones en el gigante asiático. Las oportunidades de negocio que China ofrece son irresistibles para los emprendedores más ambiciosos. Por todo ello, hoy en día el dominio de la lengua china es una habilidad muy valorada en el ámbito empresarial, la política, el turismo y las comunicaciones. De hecho, la gran mayoría de los estudiantes de chino se aventuran en estos estudios para ser más competitivos en sus trabajos. De hecho, sólo en 2012, setenta y tres empresas chinas entraron en la lista del Fortune Global 500, una estadística mundial basada en los ingresos.

Shanghái

Pudong, Shanghái.

El inglés sigue siendo un requisito casi imprescindible para integrarse en el mercado laboral chino, pero si además se dispone de conocimientos de la lengua china, las negociaciones con los nativos se verán favorecidas por éste valor añadido. Para adaptarse a un mercado tan basto y dinámico como el chino, resultan indispensables la diferenciación y la muestra de respeto a su cultura y su lengua.

La lengua china

Este idioma cuenta con tres dialectos mayoritarios: el mandarín, el cantonés y el wu. El primero es el estándar de la lengua china y es el más hablado. El mandarín es al que solemos referirnos cuando hablamos de la lengua china. Este idioma es el más hablado del mundo, una persona de cada seis de la población mundial, hecho que ha provocado un gran interés por el aprendizaje de la lengua.

¡Más fácil de lo que parece!

Los expertos afirman que para un hispanohablante es más sencilla la pronunciación del chino que la del inglés. Esto se debe a nuestra naturaleza vocal, que nos capacita para desenvolvernos mejor que la media de extranjeros en la pronunciación. De hecho, si se estudia concienzudamente su pronunciación y tonos, una persona hispanohablante puede pronunciar chino decentemente en pocas semanas.

El pinyin (拼音)

Muchos empiezan estudiando chino con el método del pinyin. Esta metodología permite desarrollar de manera eficaz y en tiempo récord el sistema fonético. Su estudio es tan útil para el desarrollo de la habilidad oral del chino, que algunas academias de chino se sirven principalmente de esta técnica para enseñar el idioma. El pinyin es una transcripción fiel de la fonética china al alfabeto latino. Es un sistema que deja poco lugar a las dudas, pues los caracteres vienen acompañados de las marcas de acentuación o números de tono (1, 2, 3 ó 4) que les corresponden.

pinyin oso panda

La gramática es fácil

Se suele desconocer que, a diferencia de la gran mayoría de lenguas europeas, la gramática china es bastante sencilla. Si bien puede llevar tiempo adquirir conceptos gramaticales básicos, no hay que pasar por alto que el chino cuenta con ventajas sustanciales.

A modo de ejemplo, en la gramática china no existen ni el masculino ni el femenino, lo que hace que su aprendizaje sea más sencillo. Además, el hecho de que tampoco haya concordancias de número también agiliza el proceso. Sucesivamente, aquellos que se adentran en el estudio de esta lengua encuentran que tanto la conjugación de los tiempos verbales, como las posibilidades de ordenación de las frases resultan infinitamente más sencillos de realizar que en las lenguas europeas y las de otras partes del mundo.

Dónde está la trampa?

Hao bien bueno

Trampa como tal no hay pero, como en cualquier lengua, la parte más difícil de aprender chino reside en el aprendizaje y la comprensión del vocabulario. Según los expertos, es necesario saber aproximadamente 5000 palabras para tener un lenguaje fluido, lo que traducido en caracteres  chinos vienen a ser unos 3000. De  modo que en comparación con las lenguas europeas modernas, en el chino, el hecho de tener que aprender la escritura, la pronunciación y el significado de cada vocabulario triplica la tarea del aprendizaje del mismo.

Aprender chino en China

Hangzhou Xihu

Lago del Oeste (Xihu, 西湖) en Hangzhou, China.

Siempre se ha dicho que la mejor manera de aprender un idioma es yendo al país donde se hable ese idioma. Esto es aún más acertado en el caso de la lengua china pues en nuestro entorno, la aún leve presencia de la lengua china dificulta las posibilidades de inmersión lingüística, mientras que en China puede resultar complicado encontrar nativos que hablen inglés. Por este motivo, es una experiencia óptima para usar el chino en el día a día. No obstante, aquellos que vayan a China a estudiar su lengua deben tener en cuenta que allí los métodos de aprendizaje son muy distintos, aunque también es cierto que, en determinados aspectos, son más eficaces que los que se desarrollan aquí. Por otro lado, estudiando chino in situ la agilización del proceso de aprendizaje está asegurada, puesto que resulta más sencillo corregir los propios errores de pronunciación y familiarizarse con expresiones y la forma de hablar de la gente. Por lo tanto, no existe modo más óptimo para alcanzar un buen nivel de chino que ejecitándolo directamente en el país.

 extranjeros en china

Clic Asia ofrece el cursos de lengua china que se adaptan a los horarios, disponibilidad y necesidades de sus estudiantes, pudiendo estudiar tantas horas semanales como estos necesiten. Clic Asia también ofrece la posibilidad de programar viajes para estudiar chino en China y mejorar así la habilidad lingüística de la lengua del mañana.

Fuente: Chinalati

Las ventajas de saber chino

A causa de la creciente importancia de China en la economía mundial, cada vez son más los negocios interesados en establecer relaciones comerciales con China, desde la compra de manufacturas e importación o exportación de algunos bienes, hasta la creación de delaciones en el gigante asiático. Las oportunidades de negocio que China ofrece son irresistibles para los emprendedores más ambiciosos. Por todo ello, hoy en día el dominio de la lengua china es una habilidad muy valorada en el ámbito empresarial, la política, el turismo y las comunicaciones. De hecho, la gran mayoría de los estudiantes de chino se aventuran en estos estudios para ser más competitivos en sus trabajos. De hecho, sólo en 2012, setenta y tres empresas chinas entraron en la lista del Fortune Global 500, una estadística mundial basada en los ingresos.

Shanghái

Pudong, Shanghái.

El inglés sigue siendo un requisito casi imprescindible para integrarse en el mercado laboral chino, pero si además se dispone de conocimientos de la lengua china, las negociaciones con los nativos se verán favorecidas por éste valor añadido. Para adaptarse a un mercado tan basto y dinámico como el chino, resultan indispensables la diferenciación y la muestra de respeto a su cultura y su lengua.

La lengua china

Este idioma cuenta con tres dialectos mayoritarios: el mandarín, el cantonés y el wu. El primero es el estándar de la lengua china y es el más hablado. El mandarín es al que solemos referirnos cuando hablamos de la lengua china. Este idioma es el más hablado del mundo, una persona de cada seis de la población mundial, hecho que ha provocado un gran interés por el aprendizaje de la lengua.

¡Más fácil de lo que parece!

Los expertos afirman que para un hispanohablante es más sencilla la pronunciación del chino que la del inglés. Esto se debe a nuestra naturaleza vocal, que nos capacita para desenvolvernos mejor que la media de extranjeros en la pronunciación. De hecho, si se estudia concienzudamente su pronunciación y tonos, una persona hispanohablante puede pronunciar chino decentemente en pocas semanas.

El pinyin (拼音)

Muchos empiezan estudiando chino con el método del pinyin. Esta metodología permite desarrollar de manera eficaz y en tiempo récord el sistema fonético. Su estudio es tan útil para el desarrollo de la habilidad oral del chino, que algunas academias de chino se sirven principalmente de esta técnica para enseñar el idioma. El pinyin es una transcripción fiel de la fonética china al alfabeto latino. Es un sistema que deja poco lugar a las dudas, pues los caracteres vienen acompañados de las marcas de acentuación o números de tono (1, 2, 3 ó 4) que les corresponden.

pinyin oso panda

La gramática es fácil

Se suele desconocer que, a diferencia de la gran mayoría de lenguas europeas, la gramática china es bastante sencilla. Si bien puede llevar tiempo adquirir conceptos gramaticales básicos, no hay que pasar por alto que el chino cuenta con ventajas sustanciales.

A modo de ejemplo, en la gramática china no existen ni el masculino ni el femenino, lo que hace que su aprendizaje sea más sencillo. Además, el hecho de que tampoco haya concordancias de número también agiliza el proceso. Sucesivamente, aquellos que se adentran en el estudio de esta lengua encuentran que tanto la conjugación de los tiempos verbales, como las posibilidades de ordenación de las frases resultan infinitamente más sencillos de realizar que en las lenguas europeas y las de otras partes del mundo.

Dónde está la trampa?

Hao bien bueno

Trampa como tal no hay pero, como en cualquier lengua, la parte más difícil de aprender chino reside en el aprendizaje y la comprensión del vocabulario. Según los expertos, es necesario saber aproximadamente 5000 palabras para tener un lenguaje fluido, lo que traducido en caracteres  chinos vienen a ser unos 3000. De  modo que en comparación con las lenguas europeas modernas, en el chino, el hecho de tener que aprender la escritura, la pronunciación y el significado de cada vocabulario triplica la tarea del aprendizaje del mismo.

Aprender chino en China

Hangzhou Xihu

Lago del Oeste (Xihu, 西湖) en Hangzhou, China.

Siempre se ha dicho que la mejor manera de aprender un idioma es yendo al país donde se hable ese idioma. Esto es aún más acertado en el caso de la lengua china pues en nuestro entorno, la aún leve presencia de la lengua china dificulta las posibilidades de inmersión lingüística, mientras que en China puede resultar complicado encontrar nativos que hablen inglés. Por este motivo, es una experiencia óptima para usar el chino en el día a día. No obstante, aquellos que vayan a China a estudiar su lengua deben tener en cuenta que allí los métodos de aprendizaje son muy distintos, aunque también es cierto que, en determinados aspectos, son más eficaces que los que se desarrollan aquí. Por otro lado, estudiando chino in situ la agilización del proceso de aprendizaje está asegurada, puesto que resulta más sencillo corregir los propios errores de pronunciación y familiarizarse con expresiones y la forma de hablar de la gente. Por lo tanto, no existe modo más óptimo para alcanzar un buen nivel de chino que ejecitándolo directamente en el país.

 extranjeros en china

Clic Asia ofrece el cursos de lengua china que se adaptan a los horarios, disponibilidad y necesidades de sus estudiantes, pudiendo estudiar tantas horas semanales como estos necesiten. Clic Asia también ofrece la posibilidad de programar viajes para estudiar chino en China y mejorar así la habilidad lingüística de la lengua del mañana.

Fuente: Chinalati