fbpx

Irán es el último país que nos vendría a la mente a la hora de pensar en música underground. Sin embargo, desde hace un par de años, el país se ha convertido en la cuna de la música reinvindicativa de Medio Oriente, pero ¿por qué?

Una historia de cambios

Irán ha vivido una larga historia de cambios, y la música ha sido uno de los principales canales donde se ha podido expresar esta continua transformación. Sin embargo, esto no ha ocurrido sin repercusiones; expresarse mediante géneros considerados como “rebeldes” ha llevado a la carcel a más de un músico.

Muchos de los productores de música iraní coinciden en que, antes de los años 90, la característica principal de la música de entonces era su ruido y su oscuridad. Se vinculan estos atributos a la problemática infancia que tuvieron algunos de los productores, como Najafi que nació en medio de una guerra. Este tipo de música se escondía en un sector más “underground” con el objetivo de escapar de las corrientes musicales principales.

A partir de los 90, y gracias al auge de Internet, el tipo de música que se escuchaba en Irán empezó a cambiar paulatinamente, permitiendo a sus creadores compartir su creatividad por todo el mundo.

Promesas vacías

Fue a partir de 2013, con las elecciones de Hassan Rouhani, cuando se prometió realizar una reforma. Sin embargo, aún a día de hoy, para crear música en Irán se necesita obtener el permiso del Ministerio de Cultura y seguir sus patrones sobre la letra, limitando así la creatividad de los individuos y obligándoles, de nuevo, a trabajar de forma clandestina.

La música en Irán se desarrolla, por lo tanto, bajo condiciones difíciles, en estudios clandestinos y con músicos corriendo el riesgo de ser capturados y encarcelados por no antender a la política moral del país, siendo acusados de usar “instrumentos de asalto cultural de Occidente” o de participar en “grupos satánicos e inmorales”.

Son los jóvenes los que encabezan estilos de música donde pueden expresar su descontento con la sociedad en la que viven; expresan las injusticias de su gobierno y, recientemente, tambén han empezado a hablar en contra de la religión y la corrupción de sus líderes.

A través de la música y de los sectores underground, ha empezado a surgir en Irán un cambio que ha florecido recientemente y ha tomado un aspecto todavía más reinvindicativo que empieza a tomar protagonismo en las noticias de todo el mundio.

¿Es este el principio de una nueva revolución cultural?


¿Te gustaría aprender más sobre Irán? Unete a nuestros cursos de farsi en Barcelona y descubre más sobre la cultura de Irán y su historia.