Coreano

Cosas Que No Debes Hacer en Corea del Sur

Cosas Que No Debes Hacer en Corea del Sur

Si hace unos artículos atrás hablamos de algunos inconvenientes que un turista puede encontrarse al querer trasladarse a vivir a Corea del Sur, ahora nos centramos en lo que un turista puede o no puede hacer. 

El sector del turismo en este país durante los últimos años ha incrementado bastante gracias a que Corea se ha convertido en un hot spot, sea por la internalización del k-pop o por los k-dramas, dos tópicos que llaman la atención y provocan que la gente quiera conocer el país de origen. 

Pero para que la experiencia sea placentera, para tanto el turista como para el residente, el primero de ellos  que debería hacer es comportarse y adaptarse según la cultura, no puede actuar como uno desee en un país extranjero el cual tiene unas leyes y costumbres diferentes.

Así que en este artículo veremos aquello que podríamos evitar hacer en nuestra visita a Corea del Sur. 

 No hagas comentarios sarcásticos sobre la cirugía plástica

Corea del Sur tiene una de las tasas más altas de procedimientos quirúrgicos del mundo con casi un millón de procedimientos al año. Algunos estudios apuntan que entre una de cada tres surcoreanos se ha hecho algún procedimiento entre las edades de 19 a 29 años. 

Es más, hay la famosa historia, si es real o no ya es otro tema, que los padres regalan a sus hijos una cirugía plástica como regalo de graduación del instituto. 

Aunque la práctica sea famosa, si vas al país mejor no jugar a adivinar en la calle si una persona se ha hecho cirugía o no mirándolos directamente a la cara, es de mala educación. De hecho, es probable que te encuentres con varios lugareños atractivos que te harán exclamar: “¡Guau!”. Si es un atractivo natural o no, ya no es de tu incumbencia. 

No seas quisquilloso con la comida

No hace falta decir que debes probar la maravillosa comida nativa cuando estés en Corea del Sur. No solo hay restaurantes K-BBQ y bares de pollo y cerveza, sino que también hay puestos de comida callejera. En pocas palabras, prueba todos los platos posibles que no hayas intentado antes, la cocina coreana estos últimos años ha cobrado mucha relevancia.    

Algunos de ellos pueden parecer extraños, por lo que su inclinación inicial puede ser comentar y / u oler la comida. Pero esto es un no-no en Corea del Sur. Si es necesario, busca el plato por internet y así saber que ingredientes lleva. Y, ya que estás disfrutando de comida extranjera, evita comer en franquicias extranjeras de comida rápida durante tu estancia y experimenta la comida coreana. 

Evita ser hiperactivo en público

A diferencia de España, que puedes encontrarte diferentes situaciones donde un grupo de amigos puede en mitad de la calle ponerse hacer actividades diversas como gritar, hacer el tonto, etc., que pueden causar unas miradas, pero la gente continúa con su vida, en Corea del Sur es un no-no mostrar demasiada emoción en público- sea enfado, alegría, o alguna otra emoción entre estas.   

A diferencia de los países mediterráneos o latinos, los cuales somos más de mostrar emoción da igual donde estemos, aquí nos encontramos con una cultura totalmente contraria. Realizar este tipo de situaciones solo causaría que recibamos miradas desagradables, así que lo mejor sería abstenerse de ello.

Evita hablar en voz alta 

Relacionado con el punto anterior, también hay que tener en cuenta el volumen de la voz al hablar. Es mejor mantener un tono lo más normal posible y no elevarlo mucho. Importante de tener en cuenta en situaciones como el transporte público, es molesto y maleducado. Y no vale la excusa de que estás hablando en tu idioma nativo, ese no es el punto. 

Sé consciente de dónde te sientas 

Sabemos que probablemente estés cansado de tanto caminar y explorar, y que estés tan emocionado de descansar los pies mientras estás en tránsito. Pero si vas a tomar el tren o el autobús, ten en cuenta que no todos los asientos son gratuitos. Algunos de ellos son “asientos prioritarios”, es decir, reservados para personas mayores, mujeres embarazadas y personas con discapacidad. Por lo tanto, ¡es mejor estar atento a esas señales antes de sentarse!

Sin embargo, para facilitar la referencia, los asientos prioritarios en los trenes suelen ser los que están al lado de los rieles de las manijas, mientras que los asientos de autobús en las primeras filas están marcados como prioridad. Y en caso de duda, ¡es mejor preguntarle a un local! No querrás ser ese viajero que recibe miradas desagradables de todos los que te rodean.

Ten cuidado al mencionar Japón

Los coreanos tienen una historia larga y tumultuosa con los japoneses. 

Desafortunadamente, muchos visitantes y expatriados a largo plazo no lo saben. Por lo tanto, antes de viajar, debe realizar un estudio breve sobre las relaciones entre Corea y Japón. Y cada año encontrarás alguna noticia relacionada con la mala relación entre ellos. 

La pauta general en abordar cualquier problema relacionado con Japón es hacerlo con precaución. Esto incluye, pero no se limita a, las islas Dokdo, el trabajo forzoso, las mujeres de consuelo y referirse a los mares del este como el “mar de Japón”. En caso de duda, ni siquiera los menciones.

Evita usar ropa “inapropiada”

Es mejor evitar usar prendas que, bueno, pueden ser comunes en países occidentales pero no en la mayoría de las naciones asiáticas. Y, si bien apoyamos la libertad de expresión y cosas por el estilo, también es necesario observar las costumbres culturales, especialmente cuando se visita un país extranjero. 

Ropas con escote, tirantes finos o camisola mejor llevarlas puestas en casa o, como mínimo llevar una chaqueta para cubrirse. Si bien estas camisetas son aceptables entre los residentes más jóvenes, pueden provocar reacciones desfavorables en otros lugares más lejos de las ciudades. Cuanto más te alejes de la ciudad más conservadora es la gente.

No te ofendas cuando te pregunten la edad

La edad para países como Corea no solo significa un número. Es una de las formas en que los lugareños establecen conexión o terreno común al conocer gente nueva. Si conoces a un coreano y descubres que tenéis la misma edad, demuestra entusiasmo porque será el punto de guía para establecer una amistad, y también demuestra entusiasmo, suena inusual pero sígueles el rollo. 

Ten en cuenta que en Corea del Sur la edad se calcula de diferente manera que en restos de países. Allí, consideran que los recién nacidos ya tienen un año. Por lo tanto, ¡tu edad coreana es un año mayor que tu edad internacional / real!

No comiences a comer a la primera  

Esto se aplica en situaciones que estés comiendo con surcoreanos y especialmente aquellos que tengan más edad. Esto también está dirigido a los viajeros que van allí por un viaje de negocios, un semestre en el extranjero o básicamente cualquier cosa que implique interacciones importantes con los locales. 

Mira a las otras personas en la mesa antes de recoger tus utensilios, Verás que allí, es un no-no comenzar a comer antes que tus compañeros, especialmente si no eres el mayor allí. 

Si no conoces la edad de los demás, es mejor esperar y dejar que comiencen a comer ellos primero. En la mayoría de los casos, tu anfitrión dará luz verde para que todos comiencen a comer.  

No hagas gestos a los demás con la palma hacia arriba

Los gestos con la palma hacia arriba suelen ser muy comunes en diferentes países. Sin embargo, esto es otro no-no en Corea del Sur. Este es un no que pocos extranjeros pueden saber previamente antes de ir al país, así que puede que los surcoreanos te den el paso libre en esta ocasión, pero este gesto significa como llaman a sus perros.

Si deseas hacer un gesto para que alguien se acerque, levanta la mano pero con la palma hacia abajo y luego moverla hacia arriba y hacia abajo. Sería como una versión invertida del saludo de mano occidental. 

Conclusión 

Al visitar un país extranjero, como turista, uno debe demostrar que puede adaptarse a un nuevo país y a sus costumbres y  la vez respetarlas. Hay que mostrar que no vamos a este país para comportarnos inadecuadamente, y menos, interactuar con los coreanos y que se lleven una mala impresión no solo de ti, sino también del país que eres. 

¡Recuerda! A nadie le gustan los estereotipos aplicados a las personas de cada país, así que, a la hora de visitar Corea, buscar información de antemano sobre las etiquetas locales básicas y datos generales es de gran ayuda. 

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.