He escuchado en muchas ocasiones que aprender coreano desde cero es muy difícil. Normalmente suele ser gente que lo ha intentado un par de días y lo ha dejado al no ver resultados instantáneos.

Este tipo de comentarios sele ser común entre idiomas asiáticos como el coreano, el chino y el japonés. Sin embargo, hoy voy a dar tres razones por las cuales aprender coreano no es tan difícil como cabría imaginar , especialmente cuando tienes detrás a gente que te ayuda como en ClicAsia 🙂

1. El alfabeto coreano se puede aprender en una hora

Es posible que mucha gente, por ignorancia, confunda el alfabeto coreano (hangul) con el alfabeto chino o el alfabeto japonés, pero el sistema no es para nada tan complicado como podría parecer al principio.

El hangul se escribe de izquierda a derecha y organiza las letras en sílabas creando bloques compuestos por consonantes y vocales.

Al ser extranjeros, nuestros ojos no están familiarizado y nuestro cerebro intentará reconocer patrones, sin mucho éxito. Por eso, la clave es utilizar técnicas mnemotécnicas o de reconocimiento visual que nos ayudarán a asociar el hangul con cosas que ya conocemos. Hay una serie de viñetas que lo explican muy bien (en inglés)

Alfabeto coreano

(click para ver la imagen completa)

2. La gramática en coreano y la fonética son super fáciles

Cuando estábamos estudiando inglés en la escuela, nos pasábamos semanas repasando el “I am”, “You are”, He/She/It is”… Esto se convertía en una auténtica tortura. Por eso, seguramente te alegrarás al escuchar que ¡en coreano no es necesario!

Los pronombres en coreano se usan en pocas ocasiones, por lo que puedes usar directamente el verbo y, a través del contexto, la otra persona sabrá lo que quieres decir. Por lo tanto, el verbo comer se conjugaría así:

Yo como – 먹어요
Tú comes – 먹어요
Él come – 먹어요
Ella come  – 먹어요
Nosotros comemos – 먹어요
Vosotros coméis – 먹어요
Ellos comen – 먹어요

Por si no te has fijado, es todo lo mismo.

Esto también se aplica a los adjetivos. Si quieres decirle a alguien que tu bulgogi (un plato típico de Corea) está muy caliente, simplemente dices “caliente”. Y si quieres preguntarle a alguien si la comida está muy caliente, preguntas “¿caliente”?.

La fonética, a su vez, también es muy fácil ya que, en general, se pronuncia tal y como se escribe. La única diferencia es que, al igual que en muchos otros idiomas, a veces se omiten sonidos cuando se combinan con otros, igual que cuando decimos “-siquiatra” o “-sicólogo”.

En coreano tenemos, por ejemplo, “맞다” (ser correcto) que no se pronunciaría “maj-da”, sino que se pronuncia “ma-da”. Con práctica, esto es fácil de aprender.

3. Konglish

Puede parecer que estamos haciendo trampa, pero la realidad es que el coreano, en Corea del Sur, tiene préstamos lingüísticos del inglés que podemos reconocer fácilmente.

Aquí algunos ejemplos:

Hot dog -> 핫도그 (hatdogeu)

di-ca (digital camera) -> 디카 (dika)

Cuando estamos aprendiendo un nuevo idioma, siempre es más fácil, a la hora de expandir nuestro vocabulario, encontrar palabras que ya reconozcamos de nuestro propio idioma u otros idiomas.

Aquí podéis encontrar una lista más amplia con más ejemplos https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_Konglish_terms (en inglés)


Espero que con estas sencillas 3 razones, os animéis finalmente a dar el paso y a aprender coreano.

Os invito a echar un vistazo a nuestros cursos de coreano en Barcelona y a nuestros cursos de coreano en Seúl. ¿Os apuntáis? 🙂